La reforma penal operada por la LO 1/2015 de 30 de marzo, introdujo novedades en la responsabilidad penal de las personas jurídicas, autónoma, complementaria e independiente de la de los administradores, pudiéndose añadir a ésta.

Además introdujo como causa de exención de la responsabilidad penal de la empresa la existencia de un programa de prevención «compliance penal», y la implantación de un órgano encargado de supervisión y control, compliance officer.

Nuestra experiencia en «Compliance» le ayudará a mitigar los riesgos de su empresa, creando valor en la toma de decisiones y adoptando soluciones estratégicas en prevención del riesgo penal.